Trabajar mejor

Creación de una cultura híbrida

5 necesidades actuales de los trabajadores

La pandemia ha cambiado nuestra forma de comprar, de vivir, de aprender y, para muchos, de trabajar. Muchas organizaciones estaban familiarizadas con el trabajo híbrido, pero para otras ha supuesto un cambio radical en la forma de trabajar. Independientemente de cómo defina sus políticas cada empresa, esta combinación de interacciones online y presenciales significa que tenemos que pensar en las necesidades de las personas a medida que adoptan una nueva forma de trabajar, y en cómo deben cambiar los espacios de trabajo y la tecnología para ayudarles a hacerlo con éxito.

El trabajo híbrido puede suponer un reto al principio, pero nunca ha habido una oportunidad mayor para que las organizaciones renueven su cultura.

Hybrid Culture

La flexibilidad — y la confianza que requiere — puede ser un catalizador de nuevas formas de trabajo y redefinir cómo la oficina puede ayudar a las personas a prosperar. En un reciente webinar de Steelcase, Prototipos del futuro del trabajo, el 59 % de los casi 1000 asistentes señaló que el mayor beneficio del trabajo híbrido es la capacidad de atraer y retener el talento. Y la mayor amenaza es la erosión de la cultura corporativa (54 %).

Todo el mundo, en todas partes, se enfrentó a la sensación de aislamiento cuando trabajaba desde casa. Si a esto le sumamos la fatiga que sienten muchas personas por los altibajos de las olas de la COVID-19, los retrasos en la vuelta a la oficina y las condiciones que parecen cambiar a diario, el bienestar se ha visto afectado. Las organizaciones que han vuelto a la oficina han descubierto que sus trabajadores necesitan recuperar la energía y la «memoria muscular» para permanecer en el espacio de trabajo. También se han dado cuenta de que la remodelación de su cultura es esencial para crear nuevas reglas sobre la manera de trabajar juntos en el futuro.

El espacio de trabajo puede convertirse en una infraestructura que fomente una cultura híbrida resiliente, proporcionando espacios que no solo promuevan una mayor colaboración entre los trabajadores presenciales y los remotos, sino que también contribuyan crear un sentido de pertenencia y conexión con los equipos y la organización, independientemente de su ubicación. La investigación de Steelcase revela que un fuerte sentido de pertenencia a una comunidad ayuda a los trabajadores a lograr mejores resultados y aumenta la productividad, el compromiso, la innovación y la fidelización. Muchas organizaciones líderes están haciendo cambios antes del regreso a la oficina de los miembros de su equipo. El objetivo es que los trabajadores puedan ver y sentir que su empresa se preocupa y está tomando medidas para satisfacer sus necesidades en la nueva era del trabajo híbrido.

Las soluciones digitales de gran formato ayudan a mejorar la experiencia en la colaboración híbrida del LINC de Grand Rapids.

 

5 necesidades de los trabajadores para el trabajo híbrido

Seguridad:
La seguridad física sigue siendo fundamental. Los trabajadores deben sentir que su organización está haciendo todo lo posible para proteger su salud y evitar los contagios. La calidad del aire es un aspecto que preocupa especialmente a los trabajadores. Un 62 % de los participantes en un reciente estudio de McKinsey aseguró que la mejora de la filtración del aire podría disminuir la ansiedad que les produce volver a su lugar de trabajo.

La seguridad psicológica es cada vez más importante en una época en la que el trabajo está cambiando. Los trabajadores deben saber que está bien hablar, compartir ideas, hacer preguntas y cometer errores durante este proceso de transición, sin importar dónde trabajen y sin que haya consecuencias negativas.

Los espacios en el exterior ayudan a realizar diferentes modos de trabajo. En esta imagen se muestra a los equipos en el Global Business Center de Steelcase en Grand Rapids.

Interconexión:
En una época en la que las personas trabajan desde distintos lugares, necesitan que su espacio de trabajo les ayude a crear una comunidad y un «pegamento social» que fomente la cooperación y la cohesión del equipo. Las comunidades sólidas tienen un sentido de propósito compartido, así como un liderazgo compartido. Las comunidades con altos niveles de confianza y compromiso permiten a los trabajadores aprender, adaptarse y demostrar su capacidad de recuperación ante las circunstancias en constante cambio.

Productividad:
El trabajo híbrido requiere nuevos espacios y tecnologías para mejorar la eficiencia de los trabajadores. Los trabajadores necesitan espacios para realizar videollamadas individuales o en pequeños grupos, ya sea en lugares cerrados o mediante una mayor privacidad acústica en su mesa. Los grupos necesitan espacios que apoyen por igual a los participantes que están en la oficina y a los que están a distancia, donde todos puedan ver y ser vistos, oír y ser escuchados. Es necesario diseñar estos espacios para que mejoren la presencia virtual mediante elementos importantes como las cámaras, la acústica, los contenidos y la iluminación.

Este espacio ofrece a los trabajadores híbridos del LINC de Steelcase la privacidad y el control necesarios para concentrarse o realizar una videollamada sin ser distraídos.

Comodidad:
La comodidad física es fundamental para los trabajadores híbridos, especialmente si pasan mucho tiempo haciendo videollamadas. El bienestar de los trabajadores se ha resentido, y necesitan lugares y experiencias que les ayuden a relajarse y reponer fuerzas a lo largo del día. También tienen que sentirse cómodos respecto a cómo está cambiando el trabajo, y cómo utilizar los nuevos tipos de espacios y las nuevas tecnologías para colaborar en equipos híbridos.

Control:
Tras una crisis que ha cambiado la forma de trabajar, los trabajadores quieren una mayor certidumbre. Desean tener más opciones y control sobre aspectos como:

  • Dónde trabajan dentro de la oficina
  • Cuándo trabajan en la oficina o en casa
  • Cómo trabajan, solos o con sus compañeros

Aunque el trabajo híbrido será diferente para cada uno, posiblemente constituye la mayor oportunidad que tienen las organizaciones para reinventar su cultura. Los trabajadores y sus responsables tienen que ajustar las expectativas sobre cómo llevar a cabo el trabajo, adoptar nuevos comportamientos y replantearse el papel de la oficina en el futuro. En definitiva, plantear el espacio de trabajo híbrido como una comunidad diseñada para apoyar las necesidades de los trabajadores a medida que adoptan nuevas formas de trabajar e interactuar, puede ser un cambio extraordinario y positivo que se derive de la pandemia.

Dejar un comentario

Historias relacionadas

¿Oficina o teletrabajo? Claves para diseñar un modelo híbrido

¿Oficina o teletrabajo? Claves para diseñar un modelo híbrido

El presidente de Steelcase, Alejandro Pociña, analiza los nuevos modelos de trabajo y nos aporta las seis claves para conseguir un modelo híbrido, que tenga en cuenta tanto las necesidades del empleado como los objetivos de la empresa.

La importancia del espacio de trabajo

La importancia del espacio de trabajo

Descubre la importancia y la necesidad de contar con espacios de trabajo productivos, seguros e inspiradores para conseguir unos empleados dispuestos a darlo todo por cada proyecto de la compañía.

La importancia de desconectar en vacaciones

La importancia de desconectar en vacaciones

Durante este año hemos vivido un gran desgaste emocional. Sea lo que sea lo que te plantees para estas vacaciones, desconectar de la tecnología y de las preocupaciones laborales te ayudará a volver más motivado.