Salto hacia el futuro

La sala como un miembro más del equipo

Podcast

Escuchar:Salto hacia el futuro
Salto hacia el futuro

Si puedes imaginar el espacio como un miembro de tu equipo, tendrás curiosidad por saber cómo ese personaje espacial interactuará contigo y tus compañeros. Al límite de esa frontera, podemos visualizar el desarrollo de sistemas ambientales que actúan como versiones más amigables y benévolas que el Hal 9.000 del clásico de Stanley Kubrick, «2001: Odisea en el espacio», plataformas de inteligencia artificial que, aunque no sientan ni estén emocionalmente desarrolladas en un sentido humano, pueden detectar los estados de ánimo y los impulsos mediante un software de reconocimiento facial y dispositivos de lectura cerebral. Cuando nos vamos quedando sin energía y nos dormimos en una reunión, nos avisan para que bebamos algo, nos comamos un sándwich o tomemos el aire.

En un futuro inmediato, veremos cómo aumenta en los espacios de trabajo la popularidad de los asistentes personales digitales, como Cortana o el asistente de Google, y el mobiliario inteligente. Imaginemos una mesa de conferencias equipada con una serie de micrófonos y software de reconocimiento de voz, que capten y resuman las conversaciones que están teniendo lugar a nuestro alrededor. Gracias a estos sistemas integrados e inteligentes vinculados a la nube, una sala podrá anticiparse a las necesidades del equipo que trabajará en su interior, por ejemplo, recuperando los documentos o registros del proyecto, o fomentando la participación equitativa avisando a los miembros más tímidos del equipo para que puedan compartir sus opiniones.

Fast Forward

Evidentemente, los estándares de privacidad evolucionan. A medida que las salas nos escuchen y se vaya haciendo más sencilla la recopilación de los datos, la seguridad y privacidad de la información de los trabajadores se volverá una preocupación para las organizaciones. Recientemente, Europa se ha puesto a la cabeza en privacidad digital estableciendo el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que recoge los derechos individuales de los datos personales. En el futuro, también irá adquiriendo másimportancia controlar la estimulación digital proporcionando lugares para la privacidad, el descanso y recargar las pilas en el espacio físico de trabajo.

Quedan muchas cuestiones en el aire, pero podemos afirmar que ha llegado la era de los robots. Robots, asistentes virtuales y otros tipos de agentes de software actuarán como servidores humanos, no solo a la hora de consultar los datos sino también realizando preguntas y acometiendo tareas. El espacio será cada vez más inteligente y conversador. ¿Dónde está el informe final de tal año? «Justo aquí», responderá la sala con tecnología integrada. «Estoy encantado de poder ayudarte si lo deseas».


  1. Vistazo al Futuro
    1. Agentes activos de la gig economy
    2. Navegar por océanos de datos
    3. Redes de innovación inteligente
    4. Espacios sostenibles y saludables
    5. La sala como un miembro más del equipo
    6. Espacios que nos conocen
    7. Espacios sociales virtuales

Dejar un comentario

Historias relacionadas

Seis consejos para definir protocolos en espacios de trabajo híbridos

Seis consejos para definir protocolos en espacios de trabajo híbridos

Un espacio de trabajo híbrido requiere unos protocolos muy específicos. Esto ayudará a incrementar la equidad y la gestión de los equipos, a la vez que crea una sensación de pertenencia.

Iniciando el regreso a la oficina como una experiencia mejor

Iniciando el regreso a la oficina como una experiencia mejor

Las personas tienen muchas ganas de volver a la oficina y las organizaciones están tomando todas las precauciones necesarias para asegurarse de que los espacios de trabajo sean seguros. ¿Pero qué pasaría si estas medidas de precaución hacen que la oficina nos haga sentir tristes e incluso más aislados que cuando trabajamos desde casa?

Estrategias para el éxito de la colaboración a distancia

Estrategias para el éxito de la colaboración a distancia

El trabajo a distancia requiere mucha más formalización de lo que sería más informal en la oficina.