El giro creativo

Hace más o menos una década se ignoró de forma generalizada esta predicción. Ahora estamos viviendo una mayor necesidad de trabajadores creativos y esto precisa de espacios diseñados para tal fin. Vea cómo han colaborado Steelcase y el gigante tecnológico Microsoft para crear un espacio de trabajo que acelere la transición hacia el trabajo

La oficina se impone al teletrabajo

Frente a los atractivos del teletrabajo, lo cierto es que esta fórmula no acaba de convencer a los empleados. La colaboración con los compañeros, la posibilidad de concentrarse mejor y el uso de mejores medios tecnológicos son algunas de las razones que esgrimen los trabajadores para preferir ir a la oficina.

El nuevo I.Q.

El espacio importa. Da forma a la conducta de las personas y crea el “escenario” en el que la innovación puede ser impulsada.

¿Qué significa ser inteligente y estar conectado?

La tecnología nos ayuda a ahorrar tiempo y dinero y en muchos casos nos permite llevar una vida mejor. De modo que, ¿por qué no puede hacer más para que podamos desarrollar todo nuestro potencial en el trabajo?

Acortando las Distancias

En el paisaje económico actual, las empresas no se pueden permitir el lujo de que la distancia impida que sus equipos sean eficaces. A medida que aumenta el número de equipos distribuidos a escala mundial, los retos a los que se enfrentan son cada vez más evidentes.

Vodafone: Hallo Amsterdam

Orquestando la transición hacia una cultura de empresa y un entorno de trabajo nuevos. Las empresas de todo el mundo están luchando para adaptarse a un modelo de negocios más global, móvil y colaborativo.

Lograr el equilibrio: Mejorar la colaboración

Si una palabra puede resumir la intención estratégica tras la creación de una sede insignia para TAQA, la empresa de energía global, esa es Majlis, que en árabe significa un lugar donde las personas se reúnen y reciben la bienvenida de sus anfitriones.

El poder del espacio: el renacimiento de la oficina

Una encuesta de Steelcase llevada a cabo en 2014 en 14 países de varios continentes ha permitido confirmar que las personas más satisfechas con su entorno de trabajo son también las más comprometidas.