Diseño

Presentamos a Michael Held, Vicepresidente de Diseño Global de Steelcase

Michael tomó recientemente las riendas del Estudio de Diseño Global de Steelcase y trasladó a su familia a Grand Rapids, Michigan. Ha vivido en siete países y ha viajado constantemente por el mundo. WB se reunió con él unos días después de su llegada a los Estados Unidos.

WB: ¿Cómo le atrajo el mundo del diseño?

MH: Crecí en una pequeña ciudad alemana que era casi como un museo medieval. Cuando tenía 12 años, mi hermano y yo nos mudamos a nuestro sótano. Por primera vez pude pensar en lo que haría con mi propio espacio. Unos años más tarde, cuando mis padres rehicieron su salón, por alguna razón, escucharon mis ideas. Un carpintero utilizó mis bocetos para crear mis primeros muebles. Les gustaron y acabé diseñando también el despacho de mi padre. Mis padres todavía tienen esos muebles. También construí muebles para un par de amigos, piezas muy industriales de acero soldado y cojines que cosía mi madre. Quería aprender más sobre el diseño como forma de aprender cosas nuevas.

 

WB: ¿Cómo afronta los retos de diseño?

MH: Curiosidad y creatividad. Hacer preguntas en lugar de enamorarse de las respuestas y valorar las ideas creativas. Es un privilegio trabajar en un oficio en el que te piden que seas creativo todos los días. Eso tiene que ir acompañado de un propósito para lo que hacemos. Para nosotros, son nuestros clientes. Hay que conectar la creatividad y la curiosidad con una misión empresarial tangible. Se puede trabajar toda la vida en investigaciones disparatadas, pero ¿de qué sirve si nada de eso repercute en lo que la gente hace o en cómo vive su día?

 

WB: ¿Qué hace cuando tiene un bloqueo creativo?

MH: Vaciar mi cabeza. Hacer otra cosa. Pedir ayuda a otros. Ir en bicicleta o caminar, hacer senderismo, escalar, fabricar, construir… cualquier cosa para perderme en una actividad física repetitiva para que mi cerebro pueda trabajar sin estar vigilado.

 

WB:¿Cómo piensa en la sostenibilidad cuando diseña nuevos productos?

MH: Debemos diseñar productos más ligeros con la mayor cantidad posible de material reciclado o reciclable. Y debemos hacer que el desmontaje sea intuitivo. Mi abuela pasó por la Segunda Guerra Mundial. Aprendió a vivir con menos. A reutilizar. De niños pensábamos que era una locura. Pero ahora, como adulto, lo veo con otros ojos. Crecimos en una época de abundancia. Sólo hay que usar más, siempre hay más. Pero ahora nos damos cuenta de que diseñar menos es más.

WB: ¿Cómo se refleja eso en la forma en que ha diseñado su propia casa?

MH: La forma en que vivimos ahora está inspirada en la forma en que vivíamos en Asia. Es súper eficiente. La distribución es inteligente. No hay nada que no esté ahí por una razón.

 

WB: ¿Cuál es el mayor cambio en el diseño del espacio de trabajo que está observando ahora?

MH: La gente puede trabajar en cualquier lugar. La oficina desempeñará un papel diferente al que ha tenido en los últimos 100 años. Para estar verdaderamente centrados en el cliente, ayudaremos a nuestros clientes a resolver sus problemas allí donde trabajen. Estoy entusiasmado. Este reto es diferente a todo lo que Steelcase ha pensado. El trabajo no está desapareciendo. Está cambiando. Algunas personas quieren una rutina. Otros quieren libertad. Todo esto significa que el lugar de trabajo también está cambiando. No me dedico a la conservación. Me dedico al diseño y pienso hacia dónde vamos.

 

WB: ¿Cuál es su parte favorita de su espacio de trabajo?

MH: Los proyectos cuando se crean nuevos prototipos. Es la forma más rápida de participar y aprender. Disfruto de un buen barista para tomar un buen café y pasteles, reunirme con colegas y clientes mientras aprendo cosas nuevas. Y nuestros nuevos espacios híbridos-adicionales en nuestro Centro de Aprendizaje e Innovación de Grand Rapids facilitan la conexión con una gran tecnología en espacios maravillosos.

 

WB: ¿Cómo le ha influido vivir y trabajar en diferentes lugares del mundo?

MH: Mis puntos de vista son mucho más variados porque tengo más referencias culturales de las que tirar y más comparaciones que hacer. Me he vuelto más humilde, recordándome que no debo sacar conclusiones precipitadas. Me ha ayudado a entender un poco mejor a la gente y a ser más empático. Soy capaz de aprovechar mis experiencias para ayudar a abrir la mente de otras personas.

 

Por último

MH: Siempre me han fascinado los creativos que actúan al margen de sus campos o de la sociedad, los raros (y sus colaboradores) que nos hacen avanzar con nuevas ideas y se comprometen con planteamientos radicales en su momento. Siempre me ha gustado hacer cosas un poco diferentes a las de los demás. Me parecía bien no encajar, quizá por eso tuve la suerte de tropezar con el diseño relativamente pronto.

Dejar un comentario

Historias relacionadas

Poniendo a prueba la oficina híbrida

Poniendo a prueba la oficina híbrida

“Los investigadores de Steelcase recopilaron datos de espacios de colaboración híbridos de alto rendimiento en su campus de Grand Rapids para encontrar las mejores formas de trabajar en una nueva era.”

¿Tiendas de campaña en el trabajo?

¿Tiendas de campaña en el trabajo?

De vez en cuando, dos conceptos aparentemente opuestos funcionan bien juntos, como la extraña combinación de oficinas y tiendas de

Diseño circular

Diseño circular

Steelcase da una nueva vida a los subproductos de los residuos electrónicos, en forma de un versátil taburete para el trabajo híbrido, gracias a la nueva tecnología de reciclaje de su socio BASF.