Bienestar

FORTIA: Un nuevo espacio que ha ayudado a fomentar la comunicación, la creatividad y la innovación de sus trabajadores

A pesar de haber recorrido un camino muy diferente al que imaginaron en enero de 2020, Fortia ha cerrado el año cumpliendo objetivos, con las personas como principal valor y el espacio como eje clave para fomentar la creatividad, la innovación y la comunicación.

Punto de partida

Con más de 13 años de experiencia, FORTIA es la primera comercializadora independiente del mercado Ibérico, con clientes en España y Portugal. Su foco principal está en el valor añadido que ofrecen a sus clientes en la gestión de la energía, orientándoles sobre las horas y periodos para optimizar la compra y facilitándoles la mejor información para la toma de decisiones de adquisición en el mercado spot y a plazo.

Su misión, por tanto, es crear valor a sus socios y clientes, mediante un aprovisionamiento energético competitivo, eficiente y flexible; para atender unas necesidades de suministro exigentes y cambiantes.

Mediante valores como el conocimiento, la innovación, la eficiencia y la transparencia, su visión de futuro es ser líderes en la comercialización independiente de energía para la industria y otros grandes consumidores de energía en España y Portugal. Un objetivo muy ambicioso y donde entre otros factores, el espacio juega un papel protagonista para poder lograrlo.

El proyecto: un antes y un después

Según una encuesta realizada por Ipsos para Steelcase, el espacio de trabajo es, por detrás del salario, el segundo factor que determina la satisfacción de un trabajador. Si pasamos el 36% de nuestro tiempo trabajando, es fundamental que los empleados se sientan cómodos en el lugar donde más horas pasan al día. Para que esto ocurra, las oficinas deben estar adaptadas a las necesidades de cada momento de nuestros trabajadores, ayudándoles a controlar su entorno, reducir su estrés y a pensar mejor y de manera más creativa.

El espacio, además, influye directamente en la forma en la que nos relacionamos, trabajamos y hacemos evolucionar a las compañías. Fortia tuvo claro este escenario desde el primer momento y su principal objetivo en la transformación de sus nuevas oficinas era optimizar su espacio, facilitando zonas de colaboración e integrando en él la tecnología. 

“Buscábamos espacios más abiertos, zonas de colaboración, más transparencia y apertura visual donde, además, aprovecháramos para eliminar el papel. También, era una oportunidad para promover formas de trabajar más digitalizadas”

Blanca Losada Martínpresidenta de Fortia

El gran reto que planteaba el proyecto era optimizar al máximo un espacio de menor dimensión al que disponían en las antiguas oficinas. Aunque muchos piensan que un mayor espacio implica un mayor aprovechamiento, en muchos casos, ocurre todo lo contrario. De hecho, la realidad es que el diseño de las antiguas oficinas de Fortia, dificultaba la disposición de espacios colaborativos, lo que suponía un gran freno en términos de comunicación, trabajo en equipo y creatividad.

Para cumplir con objetivos y satisfacer necesidades, se trabajó en un diseño donde predominasen las zonas flexibles, de manera que les permitiera adaptar el espacio a diferentes momentos. Actualmente, las oficinas cuentan con un total de 21 puestos de trabajo y 5 despachos, mientras que el resto del espacio se ha destinado a zonas colaborativas. Incluso, disponen de salas polivalentes con capacidad de hasta 30 personas para reuniones de Consejo, Juntas Directivas y sesiones de trabajo con clientes y accionistas.

“Tener este tipo de espacios colaborativos, muy relevantes para el tipo de empresa que somos, nos permite trabajar de forma segura y no perder el contacto personal que, al final, es lo que marca la diferencia.”

Blanca Losada Martínpresidenta de Fortia

Aunque, en cuanto a tamaño, la nueva oficina es más pequeña, la distribución de los espacios y el tipo de mobiliario ha permitido a Fortia ampliar el equipo, a pesar de la pandemia, algo que, en las antiguas oficinas, a pesar de ser más grandes, tal vez no hubiese sido posible.

Como adelantábamos, otro de los objetivos de este cambio, fue la incorporación de la tecnología, apostando así por espacios más innovadores que fomentasen la comunicación, el intercambio de conocimiento y la creatividad.

A diferencia de las dificultades que encontraban para adaptarse a nuevas formas de trabajo en las antiguas oficinas, ahora, el nuevo espacio cuenta con múltiples pantallas distribuidas por la oficina y todas permiten hacer videoconferencias de manera cómoda y ágil, algo fundamental en este momento.

“Hemos aprovechado esta oportunidad para adaptar nuestros espacios tecnológicamente. Este nuevo espacio nos permite aprender y evolucionar de una manera diferente.”

Rafael Villacastín SierraCIO y Quality Reponsible de Fortia

La climatización también ha sido una parte muy importante del proyecto. Al estar sectorizada, permite disponer de un nivel de control mucho más profundo y personalizado pensando en el bienestar de los trabajadores. Se ha prestado la máxima atención a la renovación del aire, que en cada sector se efectúa cada 10-15 minutos. Un factor de máxima importancia dada la situación que estamos viviendo a causa de la pandemia.

Conscientes de que además de ser eficientes es muy importante que las cosas sean eficaces, el sistema de climatización ha resultado ser un elemento clave para trabajar de una manera más segura.

“Siempre pretendemos trabajar de la manera más eficaz y segura posible. El diseño del sistema de climatización nos permite hacerlo con el confort adecuado.”

Rafael Villacastín SierraCIO y Quality Reponsible de Fortia

El resultado

Gracias a sus nuevas oficinas y a su innovador diseño estratégico, en un año tan complicado como este, Fortia ha conseguido cerrar el ejercicio muy alineado con sus previsiones a principios de año. Han llegado a un punto parecido al que pretendían llegar, pero siguiendo un camino totalmente diferente al que imaginaron a principios de año.

“Para nosotros, la clave han sido las personas y los espacios físicos que, al final, ayudan a que la relación y la comunicación entre estas, se produzca de una determinada manera.”

Blanca Losada Martínpresidenta de Fortia

En una transformación en plena pandemia mundial, desde Steelcase hemos acompañado a Fortia en todo el proceso de principio a fin, ofreciendo una consultoría estratégica del espacio que ha cubierto todas sus expectativas: desde el diseño integral del espacio, el proyecto de ejecución de obra, pasando por todo el servicio de project management y finalizando con el equipamiento y mobiliario. ¿El resultado? Unas oficinas innovadoras, con espacios flexibles y colaborativos, donde la tecnología permite dar paso a las nuevas formas de trabajo.

“De este proyecto con Steelcase, nos quedamos con su capacidad estratégica, su atención profesional y especializada y su capacidad de adaptación a cualquier necesidad o imprevisto que hemos tenido a lo largo del camino que, en un año tan extraordinario como 2020, han sido muchos. Este proyecto nos ha permitido sentirnos tranquilos gracias a una atención permanente por parte de todo el equipo”, Blanca Losada Martín, presidenta de Fortia.

Dejar un comentario

Historias relacionadas

La descarbonización es un esfuerzo colectivo

La descarbonización es un esfuerzo colectivo

En este Día de la tierra queremos resaltar cómo nuestro impacto colectivo puede crecer exponencialmente cuando organizaciones como Salesforce, Royal Philips y Steelcase impulsan, ayudan y requieren a aquéllos con los que hacen negocios, que hagan lo mismo que ellos.

ATREVIA rediseña su oficina de Barcelona con el objetivo de convertirla en un “hub de innovación”

ATREVIA rediseña su oficina de Barcelona con el objetivo de convertirla en un “hub de innovación”

Conoce la transformación de espacio de una compañía que quería reforzar el cumplimiento de sus objetivos empresariales en términos de sostenibilidad, innovación y diseño, para una mayor productividad y eficiencia.

Nuevos espacios de la Universidad Alfonso X el Sabio

Nuevos espacios de la Universidad Alfonso X el Sabio

La Universidad Alfonso X el Sabio ha transformado sus espacios educativos para adaptarlos a las necesidades del modelo de enseñanza actual y futuro.