Aprendizaje Activo

Curva de aprendizaje

Puesto que el aprendizaje es cada vez más colaborativo, se hace aún más importante proporcionar espacios donde sea posible concentrarse de forma individual

15-0006156-ok

15-0006156-ok

null

Ayudando a los estudiantes a concentrarse

A menudo los estudiantes me preguntaban: «¿Qué consejo me puede dar para que me vaya bien en esta asignatura?»

Los profesores escuchamos esta pregunta habitualmente y nuestra respuesta es bastante universal: administra bien tu tiempo, toma buenos apuntes durante las clases y mantente concentrado. Sin embargo, para poder concentrarse, es necesario disponer de lugares donde poder trabajar sin distracciones, y estos lugares no son fáciles de encontrar.

Este tipo de lugares escasea por diversos motivos. Las pedagogías de aprendizaje activo requieren una mayor colaboración y más espacios donde interactuar. Las bibliotecas están pasando de ser almacenes de libros donde hay que hablar bajo a espacios de trabajo para la realización de proyectos en equipo. En todas partes las superficies y los presupuestos son limitados. Además, se ha producido un aumento constante de la cacofonía de la vida actual, en gran parte debido a la omnipresente tecnología.

Un punto clave a este respecto: el aprendizaje activo también necesita el estudio individual. De hecho, puesto que el aprendizaje es cada vez más colaborativo, se hace aún más importante proporcionar espacios donde sea posible concentrarse de forma individual.

Los entornos educativos, cada vez más ruidosos, hacen algo más que simplemente distraer. Tal y como indica la doctora Arline L. Bronzaft: «Los ruidos no son solo peligrosos para las capacidades mentales de nuestros hijos, sino también para su bienestar general». Otro estudio confirma la importancia del control acústico de los espacios destinados al aprendizaje.

El diseño de los espacios educativos debería integrar edificios, aulas y mobiliario de manera inteligente. A continuación mostramos algunas estrategias de diseño basadas en nuestros estudios que permiten la concentración individual en entornos destinados al aprendizaje::

Proporcionar un rango de espacios de aprendizaje que permita la implementación de diversas pedagogías y estilos de aprendizaje.

Los profesores con aulas reconfigurables pueden ser más creativos a la hora de enseñar y proporcionar a los estudiantes más maneras que les permitan seguir atentos y participativos.

Por ejemplo, un aula con una distribución para el trabajo colaborativo se puede reconfigurar fácilmente en un entorno donde realizar un examen. Las mesas móviles con biombos de privacidad extraíbles ayudan a los estudiantes a cambiar entre los modos de trabajo individual, clase convencional, trabajo en grupo, etc. Las bibliotecas pueden incluir espacios sociales, colaborativos y espacios informales de aprendizaje sin distracciones.

Reconocer la necesidad de espacios abiertos, cerrados y protegidos.

Los espacios abiertos (estudios, salas de estudio, etc.) proporcionan a los estudiantes poco control sobre el espacio. Su capacidad para concentrarse depende de la densidad, los niveles de sonido, los protocolos y de otros factores.

Los espacios protegidos permiten a los estudiantes trabajar a solas sin dejar de estar conectados con otros estudiantes. Puede que tengan los auriculares puestos, pero sienten la presencia de los demás.

Los espacios cerrados son áreas donde reflexionar sin distracciones, tomarse un respiro y estudiar: salas privadas, espacios para el trabajo individual con biombos y pequeños enclaves que ayudan a los estudiantes a concentrarse.

Permitir adoptar diversas posturas.

Todos hemos tenido que trabajar en cubículos de estudio tradicionales. Una mesa fija con una silla dura que resultan incómodas desde el principio. En su lugar, imagínese entornos en los que los estudiantes puedan cambiar de postura: sentarse, levantarse, inclinarse, etc. Moverse y cambiar de postura ayuda a los estudiantes a conservar un buen nivel de energía, así como a seguir concentrados e inmersos en el proceso de aprendizaje.

Los profesores también pueden fomentar el estudio concentrado y sin distracciones. Incorporar en los planes de estudio actividades que requieran concentración y ayudar a los estudiantes a comprender los inconvenientes de realizar varias tareas al mismo tiempo y las ventajas de apagar sus móviles durante las tareas que requieran concentración.

Definir las bases para el éxito de los estudiantes ofreciendo un rango de espacios que permitan mantener el ritmo de aprendizaje, incluyendo el trabajo concentrado y sin distracciones.

Lennie Scott-Webber, Ph.D.,
Directora de Entornos Educativos en Steelcase Education Solutions
los entornos educativos y he visto el interior de más aulas de las que puedo contar. Mi pasión, y mi trabajo, es ayudar a las personas a entender las conductas que surgen en diferentes entornos, y crear aulas que faciliten, efectivamente, nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. Envíeme sus ideas, preguntas o comentarios a lscottwe@steelcase.com

Historias relacionadas

La Nueva Red Académica

Reinventar el concepto de biblioteca universitaria del siglo 21 pasa por adoptar la idea de aprendizaje activo en toda su amplitud colaborativa y llena de contenido.

Una nueva curva de aprendizaje

La cantidad cada vez mayor de estudios y experiencia en aulas demuestra que este tipo de enseñanza, donde el estudiante debe estar sentado y quieto, no podría ser peor. Según los estudios, para mantener activo el cerebro tenemos que movernos.

Una nueva curva de aprendizaje

¿Por qué existen tantas clases pasivas en las aulas de hoy en día en las que los profesores siguen dando la típica clase convencional en lugar de adoptar pedagogías de aprendizaje activo?