Educación

La Universidad de Indiana, Microsoft y Steelcase exploran el aprendizaje híbrido

Nuestros expertos comparten cómo el aprendizaje se está volviendo más híbrido y cómo está afectando a las personas.

Un enfoque híbrido de trabajo y enseñanza está cambiando la forma de aprendizaje de las personas. La pandemia ha incrementado las oportunidades para que el aprendizaje, ya sea en centros educativos o en entornos empresariales, se desarrolle como nunca antes lo había hecho. Las organizaciones se están adaptando y están haciendo que las personas adquieran nuevas capacidades y competencias a un ritmo acelerado, mientras que las escuelas y las universidades han estado aprendiendo a adaptarse rápidamente para atender a los estudiantes remotos y presenciales.

Los estudiantes híbridos tienen nuevas necesidades y expectativas, y eso puede suponer algunas dificultades. El reto consiste en volver a pensar estrategias, espacios y tecnologías que ayuden a los estudiantes y a los profesores, independientemente del lado de la cámara en el que se encuentren. La anfitriona, Katie Pace, directora de Comunicación Global de Steelcase, moderó un panel de expertos en aprendizaje híbrido.

Nuestros expertos:

  • Rob Curtin, director mundial de Educación Superior de Microsoft
  • Tim Elms, director de Steelcase Learning
  • Julie Anne Johnston, directora de espacios de aprendizaje en la universidad de Indiana

Katie Pace: ¿Cómo se está llevando a cabo el proceso de aprendizaje en este momento: en persona, de manera virtual o de una forma híbrida?

Julie Anne Johnston: Nuestros estudiantes han regresado al campus, pero el entorno es nuevo. Las aulas deben ser mucho más flexibles. También estamos valorando nuestra nueva normalidad: 49.992 estudiantes que reciben una o más clases on line. Eso supone el 55% de los estudiantes de la universidad, lo cual dista mucho de lo anterior.

Rob Curtin: He oído que hay universidades y organizaciones en todo el mundo que dejan elegir a su personal si desean conectarse de manera remota. La pandemia ha derribado los muros de la resistencia tradicional. Al igual que muchos estudiantes y profesores que valoran la experiencia de asistir al campus, a mí me gusta venir a la oficina. Pero cada persona es un mundo. Tenemos un amplio espectro de estilos de vida, etapas vitales e incluso estilos de aprendizaje. Hemos demostrado que podemos dar cabida a trabajadores y estudiantes remotos. Esa es la nueva norma y no vamos a volver atrás.

Tim Elms: Uno de los denominadores comunes entre el mundo educativo y el empresarial es que ahora las personas pueden decidir si quieren asistir al espacio físico de manera remota o no. Las personas necesitan ser vistas y escuchadas. Necesitan seguir la acción, independientemente de que se trate de una clase o de una reunión. Por simple que parezca, es necesario cambiar muchas cosas para poder adaptarse a eso.

KP: ¿Cómo ha cambiado el aprendizaje en la Universidad de Indiana como resultado de la pandemia y el regreso de la gente al campus?

JJ: Nuestros profesores y estudiantes están listos para todo tipo de nuevas experiencias. Han alcanzado un nivel de confort con las tecnologías que nunca antes habían tenido. Hemos lanzado una nueva iniciativa de alfabetización digital creativa llamada Digital Gardener para garantizar que los profesores y los estudiantes amplíen su comprensión de la alfabetización digital a partir de una variedad de elementos. La iniciativa es única en el sentido de que está enfocada tanto en los profesores como en los estudiantes. Además, hemos creado e instalado siete nuevos estudios de producción que van desde los de alta gama, con operadores reales, hasta los que podríamos llamar de autoservicio. Ahora podemos contar con vídeos de alta calidad para enseñar de manera on line y utilizar la hora de clase para colaborar y debatir. El enfoque del aula invertida nunca había sido tan importante.

IU production studios
La Universidad de Indiana añadió siete estudios de producción durante la pandemia para satisfacer la necesidad de producir más vídeos.

KP: ¿Cuáles son algunos de los retos que observas en lo que respecta al aprendizaje híbrido tanto para profesores como para alumnos?

RC: Es cierto que tanto a los estudiantes como a los profesores les encanta la experiencia del campus, pero a veces deciden asistir de manera remota. La pedagogía híbrida es un desafío. La participación simultánea de participantes remotos y presenciales ejerce una gran presión sobre los profesores, que ahora tienen que ser al mismo tiempo conferenciantes y productores. Los estudiantes todavía se están adaptando a los entornos híbridos, y están adoptando normas de comportamiento como unirse a la sesión remota desde el aula para participar en la clase y gozar de «vídeo equidad». Muchos docentes se están replanteando toda la experiencia, dividiendo el contenido en segmentos más cortos que se puedan digerir de forma asincrónica y redistribuyendo la hora de clase para lograr una participación más activa.

La innovación siempre ha estado ahí, pero la diferencia es que ahora la estamos viendo a gran escala. Y esto también está creando oportunidades institucionales en torno a la capacidad y la planificación del espacio. Por ejemplo, no podemos acomodar a 50 estudiantes en un aula con 30 asientos. ¿Cómo podrá indicar un estudiante si viene a clase? ¿Qué pasa si se produce overbooking? Tenemos mucho que aprender en los próximos años.

KP: Steelcase Learning está probando algunos nuevos espacios de aprendizaje híbridos para abordar algunos de esos desafíos. Tim, ¿podrías decirnos qué estáis probando?

TE: Estamos creando el prototipo de un espacio al que llamamos Learning Studio. Es un entorno basado en la nube en el que en lugar de entrar con un ordenador portátil y tener que buscar tus archivos, literalmente entras e inicias sesión en Microsoft Surface Hub, que está montado en un soporte móvil Steelcase Roam, y el instructor o presentador descarga el contenido, interactuando con él a través de la nube.

En el Learning Studio de Steelcase, el coordinador puede controlar las vistas de la cámara, la pantalla de contenido y cómo introducir a los participantes remotos en el debate a través de una tablet con una interfaz fácil de utilizar.

En este espacio, el mundo virtual converge con la experiencia en la sala. El coordinador puede interactuar con los estudiantes que se encuentran en la sala o con aquellos que participan de forma remota. Una gran pantalla muestra a los participantes remotos, permitiendo literalmente el contacto visual. El espacio también dispone de audio mejorado. Y todos en el espacio usan Microsoft Teams, los que asisten de manera remota y los que no, para poder compartir contenido digital en tiempo real. Hay fuentes de alimentación repartidas por todo el espacio para poder utilizar los dispositivos personales. La disposición del espacio y la forma orgánica de las mesas permiten que todo quede a la vista de la cámara. Este es uno de varios experimentos que estamos llevando a cabo aquí en Steelcase basándonos en las conversaciones con los clientes, nuestros socios tecnológicos y nuestra propia experiencia.

KP: ¿Qué tipos de entornos de aprendizaje híbridos estáis explorando en la UI?

JJ: Estamos trabajando en un nuevo diseño de aula que cumpla con un nuevo estándar en torno a la calidad de audio, de vídeo y el uso del contenido compartido. Otro nuevo tema de debate es: ¿Qué vamos a hacer con estas grandes aulas? ¿Cómo podemos hacer que sean más atractivas? Una de nuestras soluciones es un espacio de clase más inmersivo. Los profesores pueden preparar el entorno en el aula para los estudiantes con biofilia e imágenes de la naturaleza para crear un determinado ambiente más acogedor para los estudiantes.

El Idea Garden de la Universidad de Indiana ofrece un ambiente acogedor al mismo tiempo que incluye experiencias de tecnología inmersiva.
Este aula inmersiva es una de las formas en que la Universidad de Indiana está explorando una experiencia de aprendizaje híbrido mejorada.

Las universidades tendrán que reinventarse y crear más espacios creativos únicos que sean más íntimos. En nuestro Idea Garden uno se siente como en casa. Después de pasar un año en nuestras casas, sabemos que los estudiantes que regresan buscan algo un poco diferente. Buscan tecnología para explorar y formas de participar. Este espacio en particular cuenta con realidad virtual 3D, pero también vídeo inmersivo donde se pueden celebrar varias reuniones con cámaras de alta gama y se puede ver y escuchar a todos los estudiantes.

KP: ¿Qué está haciendo Microsoft para que los clientes introduzcan la tecnología en estos espacios de aprendizaje híbrido?

RC: Uno de los grandes temas de los que hablamos es la lucha por la equidad y la inclusión. ¿Tienen todos ordenadores de la misma calidad? ¿Cuentan con cámaras adecuadas? No queremos que las personas que están en la sala tengan una conversación y las que están fuera tengan otra distinta. El papel de la ventana de chat es importante, al igual que realizar una encuesta y lograr que todos respondan sin hablar entre ellos. En última instancia, todo se reduce a la práctica y a la experiencia. ¿Qué son la asincronía en contraposición con la sincronía?. Cada momento revelará la mejor manera de hacerlo. Les vamos a enseñar cómo trabaja la gente y cómo crear momentos de colaboración dentro de grupos más pequeños como parte de una reunión mayor. No creo que los centros de educación superior se sientan abrumados ante lo híbrido, ya que supone una verdadera oportunidad para llegar y atraer a más alumnos.

KP: Tim, ¿cuáles son los principios de diseño en los que piensas para este tipo de espacios?

TE: Existe una gran demanda de espacios físicos que reúnan rendimiento y tecnología de una manera intencionada. Para ello, estamos pensando en tres conceptos clave: inclusión, equidad y sencillez. En lo que respecta a la inclusión, estamos acogiendo literalmente a los participantes remotos en estos espacios. Usamos pantallas más grandes, así que no se ven solo como pequeñas personas en miniatura. Las pantallas móviles nos permiten traer a participantes remotos a una conversación grupal. Con respecto a la equidad, se trata de asegurarse de que todos puedan ver y ser vistos, escuchar y ser escuchados y contribuir a la creación de contenido.

Las pizarras para rotuladores móviles de Steelcase Flex permiten a los participantes presenciales mover el contenido delante de la cámara para que los estudiantes remotos puedan integrarse más fácilmente.

Por último, en lo que respecta a la sencillez, las personas necesitan flexibilidad y acceder fácilmente a la red eléctrica y a las tecnologías. Eso se puede resolver sin necesidad de tener que depender de una mesa, el suelo o la pared. Las soluciones de energía móvil y los carros con pantallas digitales móviles permiten que las sesiones de aprendizaje se conviertan en momentos de aprendizaje entre iguales o conversaciones de grupos pequeños sin que resulte difícil moverse teniendo que llevar la tecnología de un lado a otro.

KP: ¿Cómo está abordando la UI la adaptación de los espacios para dar cabida a un aprendizaje más híbrido?

JJ: Hemos implementado algunas de esas soluciones de Steelcase. Ahora, cuando renovamos un espacio, uno de los estándares es introducir opciones de energía suficientes que permitan a profesores y alumnos moverse. Estamos poniendo en marcha nuestra propia aula piloto llamada Alcove, en la que hemos liberado del estrado al profesor. El profesor puede llevar su propio portátil y conectarse a todas nuestras cámaras de alta gama y audio de inmediato, que podrá controlar con el ordenador. También estamos trabajando en aulas inteligentes que reconocen al profesor y qué tipo de entorno necesita cuando entra en la clase. Queremos capturar el contenido de la pizarra para que se pueda ver y editar más tarde, y los estudiantes remotos puedan verlo desde cualquier otro lugar. Hay que empezar por probarlas de verdad con profesores que estén dispuestos a aportar sus comentarios. Después, se podrán implementar de una manera más amplia.

Katie Pace: ¿Cómo recomienda Microsoft a los líderes que planifiquen un cambio hacia el aprendizaje híbrido?

RC: Una vez tuvimos que forzar los espacios para acomodar a las personas que traían su tecnología. Pero ahora tenemos tecnología que atrae a la gente. Eso es un progreso y un gran cambio. Cuando asesoro a los líderes, me gusta compartir con ellos las tres E que hay que tener en cuenta.

  1. Empatía – las personas se enorgullecen de ser buenas en algo. Y cuando cambias las reglas del juego se echan para atrás. Tenemos que liderar con empatía a los estudiantes que atraviesan una experiencia diferente, pero lo más importante, a los profesores y educadores a quienes se les pide que hagan algo diferente a aquello que pensaban que eran buenos.
  2. Experiencia – hay que crear y liderar nuevas experiencias que algunas personas puedan probar en primer lugar. Si les demuestras que la experiencia es mejor, apoyarán la evolución del aprendizaje híbrido.
  3. Equidad – tenemos que pensar en cómo incorporar los dispositivos personales a la experiencia. ¿Entran dentro de los gastos de asistencia? ¿Se podrán solicitar ayudas? Tenemos que ser respetuosos. No queremos diferenciar entre aquellos que tengan dispositivos prestados y los que no. Ya vimos lo que sucedió en el sistema de educación primaria, donde rápidamente les dieron a todos un dispositivo de bajo coste, y luego algunos llevaban los dispositivos de sus padres y otros el dispositivo estándar.

KP: ¿Qué moraleja dejarías a las personas acerca del aprendizaje híbrido?

RC: A la mayoría de las partes le importa la experiencia. Por lo tanto, el concepto de talla única para todos está completamente muerto. Esa es la parte difícil. Hay que pensar en la experiencia a través de los ojos de muchas personas diferentes que se reúnen en un mismo momento. Tradicionalmente hemos hablado de una experiencia de aprendizaje remoto o una experiencia presencial en clase. Ahora, la experiencia debe adaptarse a la diversidad de estilos de aprendizaje y de participación y al tipo de asistencia. Yo recomendaría pensar en la experiencia de cada tipo de alumno o profesor.

JJ: Todos los espacios son espacios de aprendizaje. Nos hemos centrado demasiado en el espacio físico del aula, pero ahora debemos convertirnos en expertos en conectar a los estudiantes a distancia, incluso al aire libre. Estamos rediseñando áreas al aire libre en espacios de aprendizaje de calidad para nuestro campus, lo que conlleva mejorar el acceso al Wi-Fi y ofrecer mejores herramientas y prestaciones. Debemos hacernos la pregunta: ¿Qué podemos hacer para crear una experiencia en la que pueda darse el aprendizaje independientemente del lugar donde se encuentre el alumno?

TE: El aprendizaje híbrido consiste en entrelazar el mundo físico y el digital. Existen importantes puntos de intersección entre la tecnología y el espacio físico que deben abordarse para lograr una experiencia más equitativa, atractiva y sencilla. Hay que adaptarse para garantizar que todos puedan ver y escuchar, tener acceso a la energía y poder interactuar con el contenido. ¿Cómo afecta la arquitectura del espacio a la calidad del sonido? ¿La iluminación facilita o dificulta la visión? ¿Los participantes remotos están fijos en una pared o se les puede mover por la habitación? En el futuro, para que el aprendizaje híbrido funcione es necesario un enfoque integral, ya que el mundo físico y el digital se entrelazan literalmente.


RESULTADOS DE LA ENCUESTA A LA AUDIENCIA
(Total: 525 miembros del público. Se les permitió seleccionar más de una respuesta).

Qué identifica mejor tu función.
48% Arquitecto y diseñador
18% Profesor o responsable educativo
13% Otro
9% Estrategia corporativa o liderazgo
9% Gestión inmobiliaria o de instalaciones
7% Tecnología de la información
5% Aprendizaje corporativo
2% Recursos humanos

¿Cómo estás afrontando el aprendizaje híbrido?
32% Accediendo a una gran cantidad de soporte para comprender cómo implementar mejor las soluciones híbridas
30% Dando pequeños pasos y centrado en una implementación lenta
27% Avanzando más rápido porque ya lo teníamos antes de la pandemia
13% Supone todo un desafío y es un caos
9% No estamos implementando aprendizaje híbrido

De estas, ¿cuál es la mayor ventaja de la implementación del aprendizaje híbrido?
45% Mayor acceso al aprendizaje para los participantes
34% Dar voz a todos los participantes que utilizan diferentes tecnologías
28% Mayor alcance potencial para instituciones u organizaciones
25% Mejoría de la eficiencia gracias a la tecnología y las herramientas

De estos, ¿cuál es el mayor desafío del aprendizaje híbrido?
58% La disparidad entre los participantes presenciales y los remotos
23% La creación de comunidad
21% La adopción del profesor
20% La integración de la tecnología
19% El aumento del coste
16% Conocer los mejores tipos de actividades para involucrar a los alumnos

¿Qué debe mejorar tu organización o institución para que el aprendizaje híbrido tenga éxito?
50% Los espacios de colaboración híbridos
40% La formación y los recursos para que los profesores puedan aprovechar el espacio y la tecnología
27% La tecnología del aula o la oficina
26% Comunicar claramente las políticas de aprendizaje híbrido
21% Mobiliario y tecnología para el aprendizaje desde casa
17% Espacios privados individuales para el aprendizaje híbrido

¿Qué nuevas experiencias estáis explorando en respuesta a las necesidades del aprendizaje híbrido?
40% Todas las anteriores
35% Integración de tecnología mejorada
26% Actualización de los espacios de aprendizaje
18% Nuevas estrategias de aprendizaje
13% Formación adicional para profesores
7% No hemos comenzado a explorar el aprendizaje híbrido


Rob Curtin es director mundial de Educación Superior de Microsoft. Desde sus inicios en Microsoft hace más de 30 años, Rob siempre ha estado dedicado a la educación. Es un apasionado de las tecnologías que ayudan a las instituciones a conectar a los estudiantes con las experiencias y las oportunidades para hacer realidad sus sueños.

 

Tim Elms lidera Steelcase Learning a nivel mundial. Anteriormente, dirigió el equipo de innovación en el espacio de trabajo de Steelcase aprovechando la metodología de design thinking para definir y resolver las necesidades emergentes del espacio de trabajo. En la actualidad, Tim aplica sus más de 20 años de experiencia en espacios de trabajo, innovación, tecnología y educación para resolver la experiencia híbrida en espacios de aprendizaje y reunión.

 

Julie Johnston es la directora de Espacios de Aprendizaje de la Universidad de Indiana. Este puesto gestiona cuatro entidades del departamento de UITS Learning Technologies: servicios de tecnología en el aula, diseño de espacios de aprendizaje, tecnologías de colaboración y tecnología informática para estudiantes. Además de administrar estos servicios, es la máxima responsable del diseño de la tecnología de los espacios de aprendizaje para el campus, en concreto de las aulas de aprendizaje activo, los espacios de aprendizaje informal y los espacios del centro tecnológico para estudiantes.

Dejar un comentario

Historias relacionadas

Emprender desde la universidad: un coworking para los estudiantes de CUNEF

Emprender desde la universidad: un coworking para los estudiantes de CUNEF

El Colegio Universitario de Estudios Financieros, CUNEF en colaboración con Steelcase, ha creado un espacio de coworking dirigido a los alumnos, con el objetivo de dotarles de todas las herramientas necesarias para que puedan emprender sus propios negocios y colaborar en un entorno donde las ideas puedan fluir más fácilmente.

Aprender mejor

Aprender mejor

Incluso antes de la pandemia, la educación estaba experimentando una transformación que continuará mucho después de que la amenaza del virus haya desaparecido. Las experiencias que los estudiantes, profesores y administradores han tenido durante la pandemia probablemente han acelerado y ampliado las tendencias en educación que ya estaban en marcha.

Nuevos espacios de la Universidad Alfonso X el Sabio

Nuevos espacios de la Universidad Alfonso X el Sabio

La Universidad Alfonso X el Sabio ha transformado sus espacios educativos para adaptarlos a las necesidades del modelo de enseñanza actual y futuro.