Dentro de la Innovación

Reinventando el espacio de trabajo

LINC Munich

El LINC es una reinvención total de una estructura existente. Su diseño fue obra de la experiencia de un diverso equipo internacional: el estudio de arquitectura Henn de Múnich; Patrick Jouin y Manku Design de París, y el Equipo de Diseño de Steelcase. La visión del equipo de diseño fue la de transformar un espacio de oficinas obsoleto en un atractivo destino para trabajadores y visitas, un inspirador centro de aprendizaje e innovación, centrado en el futuro.

«Diseñamos el LINC para impulsar un cambio cultural por el que queríamos que se dejara de pensar en el espacio de trabajo como “una oficina corporativa” para sentirlo como “un estudio creativo”», dice James Ludwig, encargado de la dirección de los equipos de diseño e ingeniería de Steelcase.

«Queríamos que los comportamientos del Design Thinking y la colaboración creativa se vieran respaldados en todo momento, así como crear las condiciones ideales para que se puedan materializar las ideas de las personas que nos visitan».

James Ludwig Steelcase

Con el fin de integrar el Design Thinking, un enfoque centrado en las personas que promueve la resolución creativa de problemas a partir de herramientas como la empatía, la experimentación y la consideración de múltiples soluciones, el equipo de diseño tuvo que tener en cuenta todos y cada uno de los aspectos de la experiencia del trabajador y del cliente en el LINC. También había que garantizar que se sustentaran todas las etapas del proceso creativo: trabajos de concentración, colaboración de grupos pequeños y grandes, actividades de creación o creación en equipo, aprendizaje basado en las funciones e intervalos de descanso e inspiración.

« A menudo las personas se centran en lo que yo llamo los elementos distintivos del diseño de un espacio. Sin embargo, creo que su importancia con respecto a la sociología del espacio es secundaria», dice Ludwig. «¿Ayuda a crear redes basadas en la confianza y a alimentar la confianza creativa? ¿Pueden acceder las personas fácilmente a sus herramientas y a las personas con las que necesitan conectar a efectos de colaborar y aprender? ¿Pueden compartir fácilmente sus ideas, pero también encontrar privacidad cuando lo necesitan? Más que su aspecto, el valor de un espacio de trabajo se mide por lo bien que funciona: ¿qué pueden conseguir las personas en el mismo?»


SIGUIENTE CAPÍTULOAprendiendo a aprender juntos
CAPÍTULO ANTERIORFomentando un cambio de mentalidad


Dejar un comentario