Creatividad

Steelcase y Bolia se unen para ofrecer más opciones en el trabajo

Steelcase anuncia una nueva relación comercial con la empresa danesa de diseño, Bolia, para poder ofrecer una gran variedad de opciones con diseño escandinavo.

Boila

Los trabajadores de hoy en día se encuentran sometidos a un tremendo estrés (Rand Corp.), y los más comprometidos buscan lugares en los que poder trabajar, fuera de la oficina tradicional (Gallup). Sin embargo, también se sabe que las empresas intentan que los trabajadores vuelvan a sus espacios de trabajo (NPR, Wall Street Journal), a efectos de colaborar y acelerar el proceso creativo. La apuesta por la innovación y la creatividad hace que las organizaciones busquen crear entornos que inspiren y fomenten el trabajo creativo. En el día de hoy, Steelcase  ha anunciado una nueva relación comercial con Bolia, un diseñador y fabricante de mobiliario contemporáneo danés, para ofrecer diseño escandinavo, una gran variedad de opciones y comodidad, a la hora de crear un espacio de trabajo que guste a todo el mundo.

En la actualidad, las personas esperan cosas diferentes de sus oficinas. Buscan entornos que les hagan sentirse bien y que fomenten sus nuevas formas de trabajo. Quieren sentirse como en casa, manteniendo la privacidad, la ergonomía y las tecnologías necesarias para dar lo mejor de sí. Espacios donde se combinan diseño y materialidad sin poner en peligro la funcionalidad, y que puede dar lugar a nuevas formas de pensar y fomentar la creatividad.

«El diseño de espacios informales, que combinan productos comerciales y de inspiración residencial, puede resultar una tarea laboriosa y que consume mucho tiempo. En palabras de Yvan Stehly, vicepresidente de EMEA Marketing, «Este nuevo acuerdo ayudará a los arquitectos y diseñadores a encontrar las mejores soluciones a la hora de diseñar entornos de trabajo. ya que combina la confianza que tiene en Steelcase con una mayor oferta de productos originales y de líneas harmoniosas, que pueden transformar cualquier espacio».

Bolia se nutre de sus orígenes nórdicos para crear atmósferas basadas en la calidez, con materiales atrevidos y lujosos. Estos materiales ayudan a proporcionar sensaciones únicas y personales dentro de un espacio. Los trabajadores de hoy en día quieren sentirse conectados con los espacios donde trabajan, espacios en los que pueden imaginarse a sí mismos, y no sentirlos como algo impuesto.

«Gracias al amor compartido por el diseño, la calidad y la creatividad, los productos de Bolia se complementan a la perfección con Steelcase», dijo Lars Lyse Hansen, CEO de Bolia. «Estamos verdaderamente entusiasmados por esta nueva relación con Steelcase. Juntos, podemos transformar las oficinas en espacios creativos e inspiradores en los que trabajar».

Steelcase cuenta con una diversa red de líderes del sector y organizaciones de todo el mundo entre sus socios. Estos socios enriquecen su oferta de productos, contribuyen al aprendizaje continuo y prometen un mayor valor a los clientes de Steelcase. Bolia es el último en unirse a la lista de socios globales y regionales de Steelcase.

Para obtener más información sobre Steelcase y Bolia, visite https://www.steelcase.com/na-es/nuestros-socios/ o www.bolia.com.

Dejar un comentario

Historias relacionadas

Seis claves para crear espacios de trabajo estimulantes para innovar

La innovación es el ingrediente secreto para que un negocio prospere y tenga éxito. Dar con el éxito no es fácil pero sí lo es fomentar un ambiente de trabajo que propicie todo lo que influye en el proceso de innovar.

¿Podemos ser más productivos trabajando en la cafetería de la empresa?

En EEUU, el 31% de los empleados abandona regularmente sus oficinas en busca de más tranquilidad, concentración y de una atmósfera más creativa e inspiradora. No sólo en EEUU, cuna de las tendencias, sino en todo el mundo, cada vez son más las personas que, gracias a las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, prefieren salir de los entornos demasiado corporativos

Derribando las barreras que impiden la creatividad

En su libro de 2002, The Rise of the Creative Class (El auge de la clase creativa), Richard Florida predijo que la creatividad se convertiría en un motor económico fundamental y determinaría cómo se organiza el espacio de trabajo, qué empresas prosperarían o desaparecerían e incluso qué ciudades florecerían o caerían en decadencia.