Case studies

Hospital Comarcal d’Inca

Arquitectura y mobiliario al servicio de la salud

Arquitectura exterior, interiorismo y muebles configuran al Hospital d’Inca como modelo de la sanidad pública. Si como afirmaba el arquitecto luso Fernando Távora la buena arquitectura es aquella que hace que la gente se sienta bien en ella, el Hospital Comarcal d’Inca alcanza la perfección. Su planteamiento arquitectónico y su interiorismo, desde el color elegido en la decoración hasta el último mueble, han logrado crear espacios que reunen las condiciones óptimas para trabajar y para sanar. El edificio ha sido construido siguiendo criterios medio ambientales y de ahorro energético.

El objetivo de un hospital es que funcione correctamente en diagnóstico y tratamiento, pero además debe ofrecer unas condiciones óptimas de trabajo y comodidades para los usuarios. Con el mobiliario hemos hecho lo mismo que con los tabiques, utilizarlos para potenciar la idea principal: el centro debe reunir las mejores condiciones para el paciente y para el personal que trabaja en él”

Julián Arranzarquitecto de Estudio Berna 10 y responsable del equipo de arquitectura y planificación del Hospital Comarcal d'Inca.

Aunque sanar a los pacientes es la razón de ser de todo hospital, si se consigue de una forma más humana aportando mayor bienestar a facultativos y personal no sanitario y proporcionando mayor tranquilidad a los usuarios, la eficacia del hospital aumenta y según los expertos, la tasa y velocidad de las curaciones mejora. Entre los elementos que aportan bienestar está sin duda el entorno, que engloba elementos de arquitectura exterior, interiorismo, muebles y una variedad de detalles que configuran el espacio y que en el Hospital d’Inca han sido muy cuidados, convirtiéndose en un modelo de la sanidad pública española.

Punto de partida:un extenso solar plano

El hospital surge como parte de un proceso de modernización, contemplado en el plan de infraestructuras sanitarias del Govern de Illes Baleares 2004-2010, y es un claro ejemplo de la tendencia creciente a construir nuevos, modernos y más eficaces centros sanitarios y hospitales en todo el país. En las Islas Baleares se traduce en este centro de Inca, en los Hospitales de Formentera y Menorca y en el futuro Hospital Universitario de Son Dureta.

El arquitecto responsable del Hospital d’Inca, Julián Arranz, reconoce que el punto de partida fue óptimo: “El terreno era sorprendentemente bueno. Un solar estupendo, muy plano, que nos ha permitido construir un edificio horizontal de una sola planta en el que se puede llegar a todos los sitios de la manera más fácil. Además de la ventaja que supone evitar ascensores en un centro hospitalario, todas las habitaciones están en la planta baja y de todas ellas se accede a un jardín, con los beneficios que supone para familiares y enfermos”, explica.

Objetivo: circulaciones totalmente independientes y color

Una inversión de 68,5 millones de euros hizo posible que se inaugurara en marzo de 2007 este hospital que presta servicio a 128.000 personas de la comarca de Inca, quienes anhelaban tener un hospital con servicio de calidad sin tener que desplazarse a Palma de Mallorca. Los 18 puntos de atención de urgencias próximos al helipuerto, seis quirófanos, 29 salas de consulta, así como una completa dotación de servicios de laboratorio, farmacia, diagnóstico por imagen, transporte neumático de material físico y documentación, salón de actos e incluso biblioteca son algunas de sus características, pero el aspecto que más destaca es su arquitectura.

Julián Arranz reconoce que lo tuvieron claro desde el principio. “La idea era que se alejara de la configuración típica de un hospital, que fuera atractivo y moderno, y considerábamos fundamental que las circulaciones fueran absolutamente independientes, principalmente las de los pacientes hospitalizados y los ambulantes. El edificio está diseñado de forma modular y está totalmente jerarquizado, de modo que las dos modalidades de pacientes no coinciden, ni tampoco con las visitas. También Urgencias tiene una doble entrada, los usos están muy definidos”, explica Arranz. El diseño interior partió de tres ejes de circulación:

  • Uno interno para los profesionales (servicios administrativos entre otros) y habitaciones de pacientes hospitalizados.
  • Uno externo para los visitantes y familias
  • Un tercero para pacientes de consulta no hospitalizados (ambulantes)

Otra de las grandes apuestas del arquitecto de Estudio Berna 10 fue el color. “Huyendo de la idea tradicional de hospital rechazamos sus tonos apagados clásicos , eligiendo colores alegres y llamativos. Cada unidad de hospita¬lización, incluyendo los mostradores, es de un color distinto: roja, naranja, azul y verde bosque”, enumera Julián Arranz. Y pone de manifiesto la eficacia de la cromoterapia, ya que el color cumple a la perfección el papel que le

fuera asignado en el proyecto: “AL personal le facilita mucho el trabajo porque con un breve vistazo reconoce dónde se encuentra, y además, los colores animados tienen efectos muy beneficiosos en los pacientes”.

Otra apuesta fuerte del equipo de arquitectos fue la de la sostenibilidad. Los 25.739 metros cuadrados del hospital han sido construidos siguiendo criterios medio ambientales y de ahorro energético y, de la misma forma, se procedió para el equipamiento.

Mobiliario funcional, el apoyo definitivo

En esta apuesta por la sostenibilidad y por alcanzar objetivos de espacios funcionales y modernos, Steelcase era la compañía que mejor podía asesorar al equipo de Julián Arranz gracias a años de experiencia haciendo de los espacios de trabajo núcleos de eficacia e inspiración empresarial a través de soluciones sostenibles. La compañía contó con el apoyo de Tecnodespacho, concesionario de Steelcase en Mallorca, para satisfacer las necesidades del equipo.

“Steelcase entendió muy bien lo que queríamos. Teníamos la responsabilidad de decidir qué muebles eran los más idóneos y necesitábamos asesoramiento”, explica Julián Arranz. El vestíbulo fue un espacio de decisión muy comprometido, y el arquitecto reconoce que la propuesta de Steelcase para esta área con mobiliario B Free Lounge de diseño muy innovador y original, fue una decisión más que acertada: “Debía ser funcional y al mismo tiempo novedoso, y con esta elección se ha conseguido además que los usuarios se sientan tranquilos y seguros. Si el vestíbulo ya respira modernidad y diseño, dan acertadamente por supuesto que los quirófanos y las consultas están equipados con la última tecnología y son tan punteros como el mobiliario”.

Un hospital de estas características obligaba a la aplicación de soluciones prácticas, así que para el equipamiento interior no sanitario se solicitó el concurso del primer experto insular en espacios de trabajo: Tecnodespacho. Pensando en los tres grandes ejes de circulación propuestos por el equipo responsable de arquitectura y planificación, Steelcase y Tecnodespacho formularon una propuesta integral ajustada al énfasis que definió el arquitecto: el mobiliario aportaría el colorido y estímulo en las distintas áreas. Para conseguirlo se prescribieron dos colores vivos: azul y naranja. Están presentes en todo el hospital y dan unidad al diseño general.

EL mobiliario de colores alegres y diseño puntero repercuten en una mayor eficacia y rendimiento por parte del personal

Además, para la elección del mobiliario, se estudiaron minuciosamente las actividades y perfiles de cada tipo de usuario, optando siempre por los productos funcionalmente más adecuados:

El Despacho de Gerencia y los despachos y puestos de trabajo individual están amueblados con sillas ergonómicas Please, con tapicería en los dos colores elegidos y mesas con planos laterales Tayes. Las consultas enfermera-médico disponen de sillas Think de regulación “inteligente” que se adaptan a la morfología y peso de cada usuario, y mesas Tayes con un tablero que se extiende hacia la enfermera en forma semicircular proporcionando ergonomía para la escritura.

El salón de actos es quizá uno de los recintos más atractivos del hospital. Este espacio logra combinar en perfecta armonía el estallido de colores de los sillones del público con las formas modernas y sugerentes del techo, y la sobriedad y elegancia de la mesa de presidencia. Ésta se compone de mesas modulares XaviAqua que se adaptan a diferentes dimensiones en función del número de ponentes. Un conjunto de tres en acabado Wengué y silver con electrificación In&Out y personalizado con las logomarcas del Hospital d’Inca y del Govern de les Illes Balears.

Todo esto logra un espectacular conjunto que da muestra de la flexibilidad y capacidad de adaptación de las soluciones Steelcase a las demandas específicas de cada proyecto.

Espacios de trabado Steelcase

En cualquier ámbito laboral, las empresas comienzan a utilizar el poder del diseño del entorno de trabajo para transformar el comportamiento de las organizaciones y así mejorar su rendimiento. AF Steelcase, líder mundial en mobiliario para espacios de trabajo y pionero en estudiar la evolución de estos entornos, contribuye a lograr el espacio laboral perfecto.

Una vez establecidos los objetivos del cliente y definidas las formas de trabajo de los usuarios de la compañía, AF Steelcase diseña espacios, bajo las premisas de funcionalidad y sostenibildad, que responden a los 6 Principios de Diseño que ha acuñado tras un proceso de 1+0+1 de más de diez años:

  • Aportar la privacidad necesaria
  • Hacer evidente el proceso de trabajo
  • Facilitar el acceso a la información
  • Estimular y atraer, transmitir la imagen
  • Dar soporte a diferentes estilos de trabajo Gestionar estratégicamente los activos

Basándose en estos principios de diseño, se buscaron soluciones eficaces para cada uno de los recintos, como las salas de reunión acristaladas en las que las mesas están hechas específicamente para adecuarse al espacio translúcido, a partir de mesas Tayes con tablero de cristal.

El Hospital Comarcal d’Inca ha sido construido para transformar’ la vida y la salud de los mallorquines y se ha convertido en un referente de la sanidad pública. Ha demostrado que es posible hacer de un lugar tradicionalmente poco amable un verdadero ejemplo de diseño, sostenibilidad y vanguardia, apostando por la arquitectura y el mobiliario para crear un óptimo espacio laboral y ayudar a sanar, reafirmando a Steelcase en su apuesta por la creación de entornos de trabajo eficaces a través del mobiliario.

Historias relacionadas

Aprendizaje e innovación. Por medio del diseño.

Todos los CEO de todos los sectores están hablando de disrupción: la sensación de que las nuevas tecnologías, las fuerzas de globalización, el crecimiento de nuevos modelos de negocio y la aparición de la inteligencia artificial están creando nuevos ganadores y perdedores en cada sector y redefiniendo sectores enteros.

CATS College Cambridge

La ciudad de Cambridge, archiconocida por su universidad de más de 800 años de antigüedad, a menudo es descrita como el equivalente europeo de Silicon Valley, un centro para la ciencia y la investigación.

Hong Kong Polytechnic School of Design

La Jockey Club Innovation Tower, donde se encuentra la Escuela de diseño de la Universidad politécnica de Hong Kong, se