Rediseñando el Espacio de Trabajo después del COVID

La oportunidad de esta nueva situación es conseguir que nuestros espacios de trabajo sean aún más productivos

Remote Work

Volver al espacio de trabajo, para la mayoría de las personas, supondrá que se sientan de manera muy diferente a cuando se marcharon de allí.

Los cambios, al principio, pueden parecer surrealistas, con personas utilizando mascarillas, separadas por pantallas y paneles y evitando el contacto físico: sin abrazos o apretones de manos. Puede que el espacio se vea un poco vacío porque muchos de nuestros compañeros seguirán trabajando desde casa. Poco a poco las organizaciones irán volviendo a su actividad habitual, lo que hará que las personas se vayan incorporando por oleadas a la oficina. Pero con el tiempo surgirá una nueva “normalidad”. Hay muchas conjeturas acerca de cómo será, pero es seguro que la pandemia global de COVID-19 cambiará el espacio de trabajo para siempre. La oportunidad que tenemos ahora es hacer que la oficina sea aún mejor de lo que era antes de la crisis.

Fase 1: Responder en el ahora

La prioridad inmediata para las empresas, universidades y organismos sanitarios es hacer que las personas vuelvan al trabajo del modo más rápido y seguro posible. Las personas están cansadas de la carga personal y económica que la pandemia ha impuesto en sus vidas. Su prioridad es volver al trabajo para poder mantenerse a sí mismos y a sus familias, pero sólo si se sienten seguros al hacerlo. Esto significa que las organizaciones deben adaptar el espacio de trabajo con lo que tienen hoy en día, atendiendo a las pautas sanitarias disponibles en este momento, para mantener seguros a la primera oleada de trabajadores -hasta un 50%-.

Ideas de diseño: Las estrategias que se llevarán a cabo incluyen el distanciamiento físico, como separar los puestos y retirar las sillas, añadir barreras, mejorar las medidas de limpieza y seguridad, así como dar soporte a los que trabajan desde casa durante más tiempo.

Fase 2: Planificación para el corto plazo

A medida que la primera oleada de trabajadores se va adaptando, las organizaciones pueden comenzar a implementar cambios para reconfigurar el espacio de trabajo que favorezcan que éste se perciba como un espacio más natural y que permita que más personas regresen a sus puestos. Los científicos irán aprendiendo más sobre cómo se comporta este coronavirus, lo que puede ayudar a guiar los planes de las organizaciones a corto plazo.

Ideas de diseño: Esto podría incluir nuevas disposiciones en el espacio para ayudar a que el distanciamiento físico se perciba de una manera más cómoda como, por ejemplo, añadiendo nuevos elementos a los puestos de trabajo, como vidrio o pantallas más altas. Se introducirán nuevos tejidos que se puedan limpiar con lejía. Es probable que los viajes se limiten durante algún tiempo, lo que significa que el espacio de trabajo debe ofrecer más y mejores opciones para las videoconferencias. Algunas organizaciones seguirán apoyando el trabajo desde casa como estrategia para reducir la densidad en el espacio de trabajo, mientras que otras pueden redistribuir los inmuebles de nuevas maneras.

Fase 3: Mirando hacia el futuro

La pandemia parece condensar el tiempo, y los días parecen semanas. Así que “lejos” puede no estar tan lejos. Habrá urgencia no sólo de volver a donde estábamos, sino de avanzar, ser resilientes y prosperar. A medida que reinventemos el espacio de trabajo, las soluciones científicas se integrarán con la tecnología para ofrecer mayor seguridad y un nivel aún más alto de bienestar a los empleados.

Ideas de diseño: Esto significa que los paradigmas de planificación impulsados por la densidad y los costes deben cambiar: pensar en la adaptabilidad en lugar de la permanencia, en la fluidez en lugar de lo estático. Las personas ahora tienen la necesidad de estar juntas y desearán más que nunca vivir un renovado sentido de comunidad. Las experiencias virtuales y físicas unirán a las personas de nuevos modos para promover un sentido de pertenencia.

Las empresas que intenten volver a los hábitos de antes de COVID-19 probablemente experimentarán complicaciones. Necesitan reinventarse porque la volatilidad es inevitable y el espacio de trabajo debe estar listo para responder rápidamente a la próxima disrupción. El papel del espacio de trabajo en un mundo post COVID-19 es más importante que nunca.

Descarga la guía

Para ver las consideraciones de diseño y los pensamientos iniciales, descarga la guía completa, Descubriendo lo que está por llegar: El espacio de trabajo post-COVID.



Dejar un comentario