Colaboración

¿Qué significa ser inteligente y estar conectado?

Leadership Community

Antes de salir del trabajo, puede utilizar una aplicación desde su teléfono para comprobar el estado del tráfico, ver imágenes de la cámara de seguridad de la puerta de su casa, ajustar la temperatura de su casa y hacer la compra para recogerla de camino a casa. La tecnología nos ayuda a ahorrar tiempo y dinero y en muchos casos nos permite llevar una vida mejor. De modo que, ¿por qué no puede hacer más para que podamos desarrollar todo nuestro potencial en el trabajo?

SEA INTELIGENTE

Imagínese que su espacio de trabajo pudiese utilizar datos para mejorar su jornada laboral, del mismo modo que el GPS mejora el trayecto a casa. Mediante una aplicación instalada en su teléfono podría ver quién está trabajando y qué salas de reuniones están disponibles. Un puesto de trabajo con un sensor integrado activaría una luz cuando lo estuviese usando, lo que le permitiría concentrase sin interrupciones. Y su organización podría recopilar información sobre cuáles son las salas más utilizadas para poder identificar cuándo los espacios dejan de ser útiles.

 

Recopilar datos tiene un potencial enorme. Pero los datos por sí solos no son suficientes. James Norman, director de información del sector público del Reino Unido en EMC, escribió para Internet of Business el artículo Connected Doesn’t Mean Smart (Conectado no es lo mismo que inteligente). «Si añade a millones de dispositivos conectados distintos cantidades masivas de datos, se obtiene una gran confusión a menos que determine primero lo que quiere hacer con ese mar de datos».

Los macrodatos pueden ser sobrecogedores. Al mismo tiempo, si hay una estrategia pertinente sobre cómo usar los datos para resolver problemas reales de las personas en el trabajo, las organizaciones pueden hacerse inteligentes, creando un espacio de trabajo más ágil y materializando una auténtica ventaja competitiva.

«Las organizaciones progresistas ven posibilidades», dice Scott Sadler, director de tecnologías integradas de Steelcase. «Tenemos una oportunidad real de combinar tecnologías y espacio físico para crear una mejor experiencia de trabajo».

CONÉCTESE

Cada vez está más aceptada la idea de que un espacio de trabajo bien diseñado puede ser un destino, donde sea fácil para una persona hacer su trabajo y donde las personas quieran conectar con sus compañeros para trabajar en la consecución de un fin común. Un espacio de trabajo que nos ayude a desarrollar todo nuestro potencial respalda la naturaleza social del trabajo mediante la creación de entornos que fomenten la creación de equipos y la colaboración.

Debido a la naturaleza global del trabajo hoy en día, las personas y los equipos también deberían poder trabajar juntas e innovar independientemente de que se encuentren en el mismo entorno o a miles de kilómetros de distancia. Cuando formamos parte de un equipo distribuido, necesitamos las herramientas adecuadas para colaborar. Si siempre estamos remotos, perdemos algo del capital social y la confianza que necesitamos para trabajar como equipo. Mediante el uso de las tecnologías para mejorar la conexión entre las personas, los espacios de trabajo conectados pueden mejorar la calidad de las comunicaciones, respalda diversos estilos de trabajo y fomentar los ritmos de trabajo naturales.

Los espacios conectados también pueden ayudar a las organizaciones a estar al tanto de lo que las persoans necesitan de su espacio de trabajo, lo que permite a los directivos tomar decisiones más acertadas y ser más ágiles. Los datos en tiempo real sobre cómo están trabajando los trabajadores dentro de su entorno pueden servir para ayudar a una organización a tomar decisiones razonadas sobre dónde utilizar su energía y sus recursos. Esto permite hacer cambios más rápidamente, lo que da lugar a un entorno de trabajo más productivo y dinámico.

«El espacio de trabajo tiene que adaptarse continuamente mientras trabajamos», afirma Sadler. «Tiene que darnos el espacio adecuado en el momento oportuno y si ese espacio deja de servirnos, no modificarlo sería absolutamente ridículo. Pero no podemos cambiarlo a menos que sepamos cómo se está utilizando».

ASÍ QUE, ¿QUÉ ES UN ESPACIO DE TRABAJO INTELIGENTE Y CONECTADO?

Los espacios de trabajo inteligentes y conectados reúnen a personas, espacios y tecnologías para eliminar la fricción y la frustración entre los trabajadores y el espacio de trabajo. Las soluciones mejoran los resultados del individuo, de su equipo y de toda la organización. Para obtener más información sobre cómo los Espacios inteligentes y conectados mejoran la experiencia laboral de las personas, lea el artículo «Aumentar el bienestar de las personas» de la revista 360.

 

Tema del artículo Colaboración

Dejar un comentario

Historias relacionadas

El trabajo del futuro

Are you ready to respond to tomorrow’s possibilities? What patterns for the future can you see in these trends happening today?

Salto hacia el futuro

Dentro de 10 años, tu oficina actual te resultará tan rara como hoy ver un teléfono de disco en la pared de una cocina. Analizando cuidadosamente las actuales señales del cambio que nos rodean, los investigadores de Steelcase han desarrollado siete escenarios fascinantes que reflejan cómo y dónde podría realizarse el trabajo dentro de una década. Estamos seguros de que suscitarán opiniones muy distintas a las que hemos tenido hasta ahora y no nos dejarán indiferentes.

Tener opciones está de moda

El Vice presidente de operaciones global de Steelcase tiene algunas cosas sorprendentes que compartir sobre el impacto del diseño, los datos y la tecnología en la fabricación a gran escala.